Una mirada a la luz

por MaríaVázquez

Gracias.

Supongo que podría decir más cosas y elaborar un discurso lleno de ingenio. Pero sólo quiero decir “gracias”.

Este blog ha sido elegido como el mejor blog de arte 2014 en el certamen convocado por Setdart. El Ojo en el Cielo nació hace un poco más de dos años como medio de ampliar los contenidos de las materias que imparto y hacerlos llegar a mis alumnos a través de las nuevas tecnologías, pero se ha convertido en mucho más que un mero blog académico, porque poco a poco ha ido adquiriendo una difusión con la que nunca soñé.

Es muy agradable y reconfortante que se le reconozca a uno su trabajo. Pero, al mismo tiempo que el mío, con este premio se está reconociendo el apoyo y la ayuda de mucha gente que no figura como autora del blog. Personas que han estado ahí detrás, al otro lado de las pantallas, leyendo, valorando y comentando cada una de las entradas. Que me han dado ideas, me han aconsejado cómo mejorar los contenidos, la accesibilidad, el estilo, los temas… Gente que me ha animado, que me ha apoyado, que me ha hecho sentir que el esfuerzo siempre tiene su recompensa. A veces en forma de reconocimiento público, como en esta ocasión. Y siempre con el respaldo callado y constante de quienes son los destinatarios de unas reflexiones que sólo son eso, pensamientos narrados como historias para despertar la curiosidad de quien las lea.

Puede sonar a tópico pero fue una gran sorpresa que el premio recayera finalmente en este blog. Una sorpresa muy agradable que hizo que vinieran a mi mente todos los ánimos y apoyos que, durante estos años, han convertido al El Ojo en el Cielo en lo que ahora es. Y que han hecho que el futuro sea un rayo de luz hacia el que mirar y con el que guiarse para llegar a buen puerto. Porque un premio así es como el viento que impulsa las velas y hace avanzar la nave hacia ese destino soñado.

Así que gracias desde el corazón.