Un cisne en el metro de Londres

por MaríaVázquez

Sí: un cisne en el metro de Londres. La “bomba rubia” de los carteles que animaban a las mujeres del Reino Unido a alistarse en el Auxiliary Territorial Service (la rama femenina del Ejército británico) durante la II Guerra Mundial. La cortinilla de televisión con el logotipo de la BBC. Innumerables y espléndidos carteles que invitaban a utilizar el transporte público. Y una sentencia que se ha convertido en mantra de diseñadores: Máximo significado con medios mínimos.

Señoras y señores, con ustedes: Abram Games.

Hijo de inmigrantes judíos de origen ruso-lituano, Games nació en el corazón de Londres, en Whitechapel, en 1914. Su padre era fotógrafo y él siempre sintió inclinación por el mundo del arte. Pero no se sentía a gusto con los métodos académicos ni con los profesores de la St. Martin´s School of Art, que no tuvieron reparos en decirle que carecía absolutamente de talento. Abram se refugiaba de la frustración pasando la hora del almuerzo dibujando en la National Gallery o haciendo estudios anatómicos en el Royal College of Surgeons. Abandonó los estudios de arte y comenzó a ayudar a su padre en el estudio fotográfico. Pero nunca dejó de dibujar.

Al final, como suele ocurrir en estos casos, el mundo de arte y del diseño se rindió ante las imágenes poderosas de Games. Su primer triunfo fue el primer premio en un concurso de carteles que había convocado el London County Council en 1934 para la promoción de unas clases nocturnas. Su estilo, muy influenciado por el de los cartelistas franceses como Cassandre, Carlu o Colin y por las imágenes rotundas del norteamericano afincado en Inglaterra Edward McKnight Kauffer, participaba, al igual que el de sus referentes, de la fascinación por el volumen y la geometría propia de vanguardias artísticas como el cubismo.

Tras ganar ese concurso, Games comenzó una serie de trabajos para London Transport, la empresa Shell o para el Departamento de Guerra, para el que realizó carteles de propaganda para el reclutamiento femenino que se convirtieron en mitos de la ilustración y del diseño gráfico:


Sus carteles para el Departamento de Guerra durante la II Guerra Mundial siguen siendo referencias indispensables hoy en día. Como este en el que anima a los británicos a cultivar su propia comida en lugar de abusar de las importaciones:

O como este en el que alerta a los soldados de los peligros de hablar demasiado, ya que pueden causar la muerte de sus compañeros, plasmando esa alerta de un modo gráfico y brutal:

Games dominaba la técnica del aerógrafo y solía combinarla con la fotografía. Sus carteles para London Transport se convirtieron en la ventana a la vanguardia en los subterráneos del metro:

Incluso diseñó un motivo decorativo para la nueva estación de Stockwell del metro londinense, al que se llamó The Swan (el cisne) en recuerdo de un famoso pub que había en las cercanías de la estación:

El trabajo de Abram Games como diseñador ocupó casi seis décadas. Además de carteles, también diseñó en 1952 la cortinilla con el logotipo de la BBC para la televisión:

O portadas para colecciones literarias de la editorial Penguin:

También fue inventor. Suyo es el diseño de uno de los modelos de cafetera más vanguardistas de la segunda mitad del siglo XX: la Cona Coffee New Table Model de 1959:

También fue profesor invitado en el Royal College of Arts entre 1946 y 1953. El niño al que sus profesores le decían que no tenía talento acabó dando clases de diseño:

Sesenta años dedicados al diseño merecen la pena un vistazo. El trabajo de Games es el mejor ejemplo de que el entusiasmo puede llevarnos hasta donde queramos. Incluso a encontrar cisnes en andenes subterráneos.